O'Reilly logo

¡Camaradas! De Lenin a hoy by Javier Fernández Aguado

Stay ahead with the world's most comprehensive technology and business learning platform.

With Safari, you learn the way you learn best. Get unlimited access to videos, live online training, learning paths, books, tutorials, and more.

Start Free Trial

No credit card required

13

El humor como lenitivo

A Mao no le agradaban nada el humor ni la sátira. El régimen inventó un delito: «pronunciar palabras raras». Cualquier comentario meramente escéptico podía suponer la muerte. El represor chino no quería personas, sino máquinas que hicieran lo que él decretase.

A Stalin sólo le provocaban hilaridad las chanzas que él realizaba sobre los demás. Las que alguien hiciera sobre él suponían graves daños, también físicos, para el implicado. Sin embargo, el humor se abrió paso porque es un modo de manifestar lo ilegítimo del poder tiránico comunista en cualquiera de sus formatos.

A pesar de la radical falta de aprecio por la sonrisa, y de los graves riesgos que implicaba ser escuchado, muchas personas sometidas a las dictaduras ...

With Safari, you learn the way you learn best. Get unlimited access to videos, live online training, learning paths, books, interactive tutorials, and more.

Start Free Trial

No credit card required